•  
  •  

Métodos para aprender inglés Parte 2

Descubre distintas formas de aprender un idioma

Hoy en día existe una gran cantidad de información cuando queremos aprender un nuevo idioma, y más aún si queremos estudiar inglés. Podemos encontrar una gran cantidad de ofertas sobre cursos presenciales en academias de idiomas, clases de inglés vía Skype, estancias en el extranjero, y un gran número de cursos basados en diferentes métodos de mayor o menor eficacia.

Método Vaughan para aprender inglés

Ante la creciente popularidad de éstos, analizaremos las ventajas e inconvenientes que, bajo nuestro punto de vista, tienen los métodos más populares entre algunos estudiantes de inglés.

El Método Vaughan

Si en el blog anterior analizamos el método Callan y resultó relativamente sencillo desgranar su funcionamiento y características, con el método Vaughan sucede justo lo contrario.

Para comenzar, resulta complicado explicar la razón por la que se lo denomina “método” y no simplemente “escuela de idiomas Vaughan”, ya que bajo nuestro punto de vista no usa ninguna metodología especial, diferente, o que no haya sido usada con anterioridad.

A modo de resumen, el método Vaughan afirma que se puede aprender inglés con esfuerzo y dedicación, dedicando al menos 2000 horas para pasar de un nivel bajo a uno en el que se pueda usar el idioma de forma eficaz. Además, ofrece multitud de oportunidades y ofertas más allá de los cursos de idiomas.

Ventajas del método Vaughan para aprender inglés

Tan solo echando un rápido vistazo a la página web de Vaughan, uno se da cuenta de la gran variedad de recursos que utilizan. Más allá de su metodología en las clases (algo que hemos sido incapaces de encontrar argumentado y ejemplificado de forma específica en su página oficial), la principal ventaja que ofrece este método es su flexibilidad y adaptación a diversas situaciones; clases presenciales, clases online, campamentos, Vaughan Town, estancias en el extranjero, clases para empresas, por teléfono…

Prácticamente cualquier persona que quiera aprender inglés encontrará lo que necesita, más allá de que esté al alcance de su bolsillo o no.

Además, ofrecen vídeos en YouTube organizados por niveles y programas de radio que, aunque consideramos que su función didáctica queda un poco desdibujada y a veces puede resultar difícil aprender con ellos (los vemos más como vídeos de repaso sobre algo ya conocido), al fin y al cabo constituye material extra de coste nulo para el alumno, algo que siempre es de agradecer.

En último lugar, aunque es un aspecto que siempre se debería cumplir no siempre es así, y el método Vaughan afirma que respeta y tiene en cuenta las competencias, pautas y niveles establecidos por la Comunidad Europea.

Inconvenientes del método Vaughan para el aprendizaje del inglés

Tal y como hemos mencionado anteriormente, dentro de los inconvenientes (o ventajas) de este método no podremos analizar algo tan fundamental como su metodología, pues no hemos podido encontrar ninguna sección en su página web o artículo oficial que lo explique de manera clara y convincente, y no queremos basar nuestra opinión en escritos efectuados por otras personas ajenas que expresaban su opinión, la cual siempre puede ser partidista.

No obstante, sí que hemos identificado que independientemente del nivel, el repetir oraciones es algo demasiado presente, así como los ejercicios de traducción, cuando el objetivo a conseguir debería ser que lo alumnos lleguen a usar la lengua sin traducir.

Cursos de inglés con el método Vaughan

Los profesores

El segundo gran inconveniente que creemos presenta el método Vaughan es la piedra angular de su filosofía: “es un método donde el profesor es el elemento clave para aprender el idioma”. Tal y como comentamos con el Método Callan, consideramos que la figura del profesor, aunque relevante, debe ser la menos importante dentro del aula.

Esto no quiere decir que no deban preocuparnos las capacidades y nivel del docente, sino que el protagonista indiscutible debe ser el alumno, que al fin y al cabo es el responsable de su propio aprendizaje.

Aunque es cierto que mencionan la motivación del alumno como algo necesario, afirman que “el éxito de un programa (…) Depende única y exclusivamente de la capacidad técnica y humana de los profesores que lo impartan”.

No obstante, resulta curioso que dada la importancia que Vaughan otorga a los profesores, estos se conviertan, bajo nuestro punto de vista, en su talón de Aquiles. Según su propia página web;

“Se busca talento fuera del gremio de la enseñanza para que no haya vicios adquiridos y se empieza la formación desde cero. Convertir a personas que no se habían dedicado jamás a la enseñanza en los mejores profesores del país les anima y motiva para hacer de la enseñanza su forma de vida”.

Realmente, no entendemos cual puede ser el motivo que lleve a una escuela de idiomas a preferir a personas no tituladas sin experiencia en la docencia, antes que a profesores titulados y con los títulos oficiales que acrediten que están capacitados y han recibido la formación necesaria.

Cabe recordar que por dura y provechosa que sea la formación a profesores por parte del método Vaughan (un entrenamiento que aunque hemos podido observar en sus vídeos se basa en la repetición, no podemos juzgar a fondo por falta de información), un profesor de inglés debe ser licenciado en Filología Inglesa o Estudios Ingleses y disponer del Máster en Formación de Profesorado: 5 años de aprendizaje donde se estudia fonética, historia de la lengua, literatura, las diferentes corrientes educativas, o qué actividades incorporar y como organizar las unidades entre otros aspectos.

Así pues, una formación nunca puede ni debe sustituir, en todo caso debe complementar.

Incongruencias

En último lugar, más que inconvenientes, creemos que el método Vaughan presenta ciertos aspectos que pueden parecer incongruentes.

Un claro ejemplo es la afirmación que “en clase, no hablarás en español, está estrictamente prohibido”, aunque en sus vídeos formativos en youtube sorprenda ver a los profesores usar el Castellano incluso en niveles avanzados.

Más allá de entrar a valorar si el uso de la lengua materna de los alumnos se debe o no usar en clase, algo que crearía suficiente debate como para escribir otro blog, lo que no resulta coherente es usar un reclamo para los alumnos que luego no se puede observar siempre.

Vaughan Town

Otro ejemplo de incongruencia es Vaughan Town. Este programa ofrece una oportunidad brillante a los estudiantes para hablar Inglés de forma constante durante 6 días y 5 noches dentro de España.

Reúnen a personas angloparlantes de todo el mundo para que realicen actividades de speaking con los alumnos que decidan apuntarse, algo que sobre el papel ayudaría mucho a los alumnos a quitarse miedos, tabús, y a ganar mucha fluidez.

Aprender inglés con métodos presenciales

No obstante, el principal problema es como presentan el método para intentar convencer a los alumnos con afirmaciones que rozan lo científico aunque no se apoyan en ningún estudio (al menos que mencionen).

Así pues, podemos leer frases como que hablarás más que en 500 horas de clase, lo cual en cursos presenciales anuales de 100 horas implicaría 5 años, algo que nos parece exagerado, subjetivo, y que depende en gran medida de la voluntad del profesor de hacer hablar a sus alumnos o no y de si estos realizan clases de speaking o no.

Asimismo, afirman que la comprensión auditiva se multiplica por dos, sin acompañar dicha afirmación de ningún estudio que lo demuestre, cuando creemos que si bien es obvio que la comprensión del alumno mejorará, que baremo o medida usan para afirman que será el “doble”?.

Por último, aseguran que el nivel que se obtiene en Vaughan Town sólo es posible conseguirlo estando “al menos 6 meses” en un país extranjero. Por los 1775 Euros que cuesta dicha estancia nacional, puedes aprender inglés haciendo un curso en el extranjero, con lo que además te aseguras no sólo hablar el idioma que quieres conseguir, sino que también estarás inmerso en su cultura, ya que deberás coger el transporte público, ir a comprar, pedir una bebida en un bar…

Conclusión

Bajo nuestro punto de vista, el método Vaughan no presenta claras diferencias con ninguna institución educativa que quiera mantener estándares altos de calidad, ya que basan sus pilares en pedir mucho esfuerzo fuera del aula, algo que cualquier profesor aconsejará y/o requerirá, y en una buena formación de sus docentes.

Asimismo, tampoco introducen ningún sistema novedoso, ya que los ejercicios de repetición y/o traducción fueron de los primeros en desarrollarse para aprender lenguas extranjeras, y han sido desechados por muchas instituciones educativas al resultar aparentemente eficaces para los alumnos, pero poco beneficiosos a largo plazo.

Creemos que en sí mismo el método Vaughan no resultará nocivo para ningún alumno, y seguramente conseguirá cumplir sus objetivos.

No obstante, opinamos que el principal error es que dicho método se presenta como la única solución para los “problemas” con los idiomas con los mejores profesores, y que en consecuencia, nadie más está capacitado para enseñar, cuando existen escuelas de idiomas serias y con profesores capacitados que llevan muchos años demostrando su vocación por enseñar, y no la descubren al hacer un curso de formación.

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies